Saneamiento Sostenible Descentralizado en Sucre y la incorporación de género


News

Bolivia tiene uno de los mayores retos en la Agenda para el año 2025, que se refiere a lograr la universalidad de los servicios de agua y saneamiento. El proyecto trabaja la visión ecológica del saneamiento.

Tal desafío especialmente en el sector saneamiento, obliga a poner un especial énfasis en la difusión de opciones no convencionales que corresponde precisamente a iniciativa del Proyecto de Saneamiento Sostenible Descentralizado (SSD), financiado por la Embajada de Suecia. El proyecto trabaja la visión ecológica del saneamiento basada en un enfoque holístico más que un concepto meramente técnico que contiene cinco componentes que trabajan de manera simultánea: Generación de Demanda, Tecnología y Construcción, Gestión Social Operativa e Institucional, Reutilización de Recursos y Estrategia Social, siendo esta última, por sus características especiales, transversal a los otros cuatro componentes.

A través de las intervenciones se han trabajado modelos de replicabilidad y escalabilidad aplicables en todo el país, generando estrategias  de asociatividad entre actores, públicos, privados y sociales, cuya sinergia permite una perspectiva efectiva de sostenibilidad en los sistemas implementados. Este proyecto responde a una demanda del Gobierno Municipal de Sucre para atender con servicios de Saneamiento descentralizado (Baños ecológicos) a la población periurbana que no cuenta con este servicio.  El enfoque del proyecto es la innovación a través del uso de nuevas tecnologías de baños secos ecológicos, para lo cual se decidió utilizar un nuevo tipo de inodoro separador de origen sueco.

El proyecto y su visión de género

EL Proyecto de Saneamiento Sostenible Descentralizado, que viene ejecutando el SNV en Sucre Bolivia, ha desarrollado un modelo de gestión multiactores en la visión de la cadena de servicios de saneamiento ecológico que cuenta entre sus socios a la  asociación Ciudad Blanca, una entidad compuesta por mujeres  recolectoras que han sido contratadas por el Municipio de Sucre para encargarse de la recolección y el transporte de los recursos de los 50 Sistemas Sanitarios Secos Ecológicos. Esta incorporación es novedosa en el país y sin duda, además de generar fuentes de empleo necesarias en el país, cumple con el propósito de promover la equidad de género en actividades del sector saneamiento. Lo más importante de esa incorporación es la capacidad que tienen para participar en uno de los eslabones centrales de la cadena de servicio que lidera el Gobierno Municipal de Sucre.

La asociación Ciudad Blanca, se constituye en una entidad compuesta por mujeres  recolectoras  de residuos sólidos (basura) y que por su experiencia fueron  convocadas por el Municipio de Sucre para encargarse de la recolección y el transporte de los recursos de los 50 baños secos de Juchuy Barranca y transportarlos al Centro de La Barranca, para su correspondiente tratamiento.

Este grupo de mujeres emprendedoras, tiene amplia experiencia en recolección de residuos sólidos por lo que su incorporación al proyecto, ha sido casi inmediata y bastante eficiente luego de algunas capacitaciones específicas en el ámbito de los recursos orgánicos. “Es una labor que tomamos con mucha responsabilidad, porque con tantos años en el campo de la recolección sabemos que nuestro trabajo contribuye al medio ambiente”. La contratación de los servicios de la Asociación Ciudad Blanca para que fuese la encargada de realizar el proceso de recolección de residuos sólidos y líquidos fue sin duda un aspecto importante en este proceso, porque tenían experiencia previa.

Desde su rol como plataforma de conocimiento, el Proyecto continúa su trabajo de innovación con la búsqueda y generación de tecnologías amigables que contribuyan a alcanzar opciones de saneamiento que incluyan los mecanismos fundamentales del Derecho Humano al Saneamiento como son accesibilidad, asequibilidad, aceptabilidad, entre otros. Generando de esta manera diferentes programas de fortalecimiento de capacidades en procura de mejorar la gobernanza y gobernabilidad de los sistemas implementados, así como la extensión del proyecto al ámbito académico con la inclusión de la temática SSD en diferentes programas universitarios del país.